"Lo que se necesita es llevar a ese régimen a un tribunal internacional, no invitarlo a un foro democrático", se lamentó René Bolio, presidente de Justicia Cuba, grupo activista fundado en 2017 con el propósito de llevar a juicio los crímenes del castrismo.